Tarta Stracciatella | Tarta de chocolate y nata sin horno

Con esta deliciosa Tarta Stracciatella disfrutarás dos veces: primero haciéndola porque es muy fácil de preparar y después degustándola, porque está muy, muy rica. Es una tarta fría sin horno, refrescante, llena de sabor y como te comentaba antes, muy fácil de preparar. Cuando vamos a degustar esta rica tarta nos encontramos por un lado la crujiente base de galleta chocolateada. El cuerpo de la tarta aporta suavidad y frescor, con delicioso toque crujiente que aportan las láminas de chocolate. Lejos de lo que se pueda pensar, la leche condensada no absorbe el delicioso sabor de la nata montada, sino que lo complementa al igual que la esencia de vainilla. Esta Tarta Stracciatella está ideal para cualquier ocasión y con la ventaja de que podemos dejarla preparada el día anterior e incluso congelarla. Os la recomiendo!!!

 

 

 

Dedicación:         18.    minutos

Enfriado:                  4.     horas

Cantidad:         6 – 8   personas.

Ingredientes

Para un molde desmontable de 20 cm :

  • 100 g de galletas tipo maría = 17 galletas
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cucharada de Cacao puro en polvo desgrasado “Valor” ( 0% azucares añadidos)
  • 200 g chocolate negro – 50% de cacao minimo (Nestlé postres)
  • 500 ml de Nata para montar 35% M.G. materia grasa= Crema para batir= Crema de leche
  • 1 cucharadita. de esencia de Vainilla
  • 220 g de Leche condensada
  • 10 g de Gelatina neutra = 1 sobres = 6 hojas = 4 g de agar agar = 12 g de Grenetina
  • papel de horno (o lámina de silicona de hornear)
  • acetato (opcional)

.

Preparación

  1. Comenzamos preparando el molde, para ello colocamos papel de hornear en la base y para desmoldarla mejor podemos colocar una tira de acetato o papel de hornear por el borde del molde. Continuamos triturando las galletas con 1 cucharada de cacao. Mezclamos con la mantequilla derretida 30 segundos en el microondas o al baño maría. Distribuimos las galletas con mantequilla por el fondo, presionando con ayuda de una cuchara para que no queden poros. Reservamos en la nevera.
  2. Continuamos fundiendo los 200 g de chocolate en el microondas a intervalos de 30 segundos y removiendo entre cada intervalo, o fundirlo al baño maría. A continuación lo extendemos sobre una lámina de papel de horno o silicona. Lo extendemos conformando una lámina fina y lo dejamos solidificar unos 10-15 minutos en el frigorífico. Ponemos a hidratar la gelatina en un recipiente con 3 ó 4 cucharadas de agua fría. Batimos los 500 ml de nata bien fría en un bol frío, con una cucharadita de esencia de vainilla, hasta tenerla semi-montada. Añadimos dos tercios de la lámina de chocolate troceadas al gusto y la leche condensada poco a poco, batiendo hasta tenerla integrada. A continuación ponemos a calentar la gelatina hidratada 20 segundos en el microondas, o al baño maría, hasta que se disuelva. La verteremos sobre la nata montada, poco a poco, sin parar de remover lentamente.
  3. Vertemos la mezcla en el molde, alisamos la superficie y damos unos toques para quitarle posibles burbujas de aire. Repartimos el otro tercio de la lámina de chocolate sobre la superficie de la tarta. La cortaremos en láminas más pequeñas. Dejamos enfriar en la nevera hasta que solidifique la tarta, unas 4 ó 5 horas mínimo. Antes de servir espolvoreamos cacao en polvo por la superficie, soltamos el aro, soltamos de la base y colocamos sobre la bandeja donde la vamos a servir. Quitamos el acetato y ya tendremos nuestra deliciosa Tarta de Stracciatella lista para servir. Reservamos en frío hasta el momento de servir.

 

Otras opciones y trucos para la Tarta Stracciatella

  • Otra opción para hacer esta tarta, es trocear finamente el chocolate antes de mezclarlo con la nata. Con unos 150 g para esta opción es suficiente. Para la decoración podríamos rayarlo o cortarlo en láminas con un cortador de quesos. Con 50 gramos sería suficiente.
  • Para la base de la tarta utilizamos galletas tipo maría, unidas con mantequilla fundida y una cucharada de cacao en polvo. Si vemos que queda muy seca podemos añadir un chorrito de leche.
  • Al fundir el chocolate y extenderlo en una lámina, conseguimos que cuando estamos degustando la tarta, aparezcan finos trozos de chocolate, que aportarán un rico toque crujiente. Al añadirlo a la tarta lo troceamos un poco y con el batido que le damos después, se integrarán en el cuerpo de la tarta.
  • Para que se aguante la tarta, por ser mucha cantidad, podemos utilizar gelatina. Utilizaremos 1 sobre de gelatina neutra =10 g, ó 12 g de grenetina, ó 6 hojas de gelatina (previamente hidratadas en agua fría) ó 4 g de agar agar.
  • Si utilizas gelatina en hojas, las dejas hidratar en agua fría unos 10-15 minutos. Calientas un poco de nata y añades la gelatina, removiendo hasta que se disuelva. La retiras para un recipiente para que pierda calor y la añades a la nata montada poco a poco sin parar de remover.
  • La nata para montar se conoce también como crema de leche, crema de batir, crema para chantillí, crema doble, heavy whipping cream… y siempre debe ser de un contenido en materia grasa = MG mayor del 30%.

 


Video receta paso a paso 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba