Tarta de Café expreso

Esta Tarta de café expreso y chocolate está realmente sensacional. Hoy preparamos una tarta espectacular con la que podemos impresionar en nuestras celebraciones. Con ella dejarás con la boca abierta a tus invitados, muy rica y elegante. Combina dos sabores principalmente, el café y el chocolate. La base de esta tarta es un bizcocho de chocolate bañado en sirope de café y relleno de chantillí. Que cubriremos con chantillí aromatizado con café y aportaremos el toque extra de sabor que le da el chocolate rallado.

 

Versión en PDF:        Tarta de café expreso

Dedicación:     40.  minutos

Horneado del bizcocho:       30-35. minutos

Cantidad:             8  personas ( un molde de 20 cm)

Ingredientes

Lista total de la compra

  • 6 huevos Medianos
  • 180 g de azúcar
  • 120 g de harina.    (harina para bizcochos)
  • 30 g = 2 cucharadas de cacao puro desgrasado en polvo (cacao amargo)
  • 600 ml de nata para montar MG > 30%  (crema para batir)
  • 80 g azúcar en polvo (azúcar glass)
  • 30 ml café expreso concentrado
  • 150 ml café expreso largo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • licor — amareto, ron, whisky, coñac, oporto … (opcional)

 

Cantidades que utilizamos:

Bizcocho:

  • 6 huevos Medianos
  • 120 g de azúcar
  • 120 g de harina
  • 30 g de cacao puro desgrasado en polvo (amargo)

Jarabe de café:

  • 150 ml de cafe expreso largo
  • 60 g de azúcar
  • podemos utilizar un poco de licor — amareto, ron, whisky, coñac, oporto  …(opcional)
Nata Montada o Crema Chantillí :

  • 600 ml de nata para montar MG> 30% (crema para batir, chantillí)
  • 80 g de azúcar en polvo (azúcar glass)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 30 ml de café expreso concentrado frío

Decoración:

  • 50 g de granos de café o pepitas de chocolate
  • 30 g de chocolate para rallar
  • 1 guinda o cereza

Preparación

  • Comenzamos quitando los huevos de la nevera y dejamos enfriando un bol en el que montaremos la nata. Forramos la base del molde con papel de horno. Untamos los bordes con mantequilla o aceite, espolvoreamos un poco de cacao, sacudimos el sobrante y reservamos.
  1. Preparación del Bizcocho: Ponemos a calentar el horno a 160ºC = 320ºF. Separamos en dos boles las yemas de huevo de las claras. Batimos las claras hasta que comiencen a espesar, añadimos la mitad del azúcar y terminamos de batir hasta que queden a punto de nieve. Una vez que quede un merengue firme, reservamos. Batimos las yemas con el resto del azúcar hasta que queden blancas. Añadimos la harina y el cacao tamizados en tres veces. Removemos con una espátula cada vez hasta que se integren. Si el cacao seca demasiado la mezcla, podemos añadir un par de cucharadas de leche templada. A continuación añadimos en tres veces también, el merengue, removiendo entre cada vez, con movimientos suaves y envolventes, hasta que se integre. Vertemos la mezcla en el molde, alisamos la superficie y horneamos a 160ºC = 320ºF, con calor arriba y abajo y la fuente en el centro del horno, durante unos 30 – 35 minutos. Una vez horneado, pinchamos en el centro y si el palillo sale limpio retiramos y dejamos enfriar 5 minutos. Pasado ese tiempo soltamos el aro y quitamos la base y el papel de horno. Dejaremos enfriar completamente el bizcocho sobre una rejilla. Una vez frío el bizcocho, lo cortamos en tres discos del mismo grosor. Si la parte superior ha quedado abombada, le cortaremos esa parte para que quede una superficie lisa.
  2. Preparación del Chantillí: Vertemos en un bol frío, la nata bien fría. Batimos con unas varillas hasta que comience a hacer dibujo. Paramos y añadimos una cucharadita de esencia de vainilla y batimos de nuevo. Añadimos poco a poco el azúcar en polvo, sin parar de remover, reservando un par de cucharadas para más tarde. Continuamos batiendo hasta hasta que se formen huecos en la nata. Separamos la mitad del chantillí para otro bol y reservamos para rellenar la tarta. En la mitad que nos queda, añadimos las dos cucharadas de azúcar en polvo que habíamos reservado. Batimos hasta que se integre y añadimos el café concentrado batiendo también hasta integrarlo. Este chantillí de café lo reservamos para la cobertura.
  3. Montaje de la tarta: Hacemos el jarabe de café calentando el café largo con los 60 g de azúcar, removiendo hasta que este se disuelva. Podemos agregar un poco de licor si lo deseamos. A continuación colocamos un disco de bizcocho sobre una fuente, lo mojamos muy bien con el jarabe de café y cubrimos con una capa de chantillí. Repartiremos la mitad del chantillí, llegando a los bordes, igualamos la capa y cubrimos con el segundo disco del bizcocho. Repetimos el mismo proceso: baño doble de jarabe de café y capa con el resto de chantillí. Colocamos el tercer disco de bizcocho, que también bañamos dos veces con el jarabe. Recogemos el sobrante del chantillí del borde del bizcocho.
  4. Decoración: Ponemos 3 o 4 cucharadas de crema chantillí de café en una manga pastelera con una boquilla con forma de estrella y con el resto cubrimos la tarta. Repartimos por la parte superior y por el lateral y alisamos hasta conseguir que quede perfecta. Si disponemos de una espátula con dibujo, podemos aprovechar para pasar la parte lisa por la superficie y la de dibujo por el lateral. Con la manga pastelera hacemos una roseta grande en el centro, y repartimos otras rosetas más pequeñas por el lateral de la tarta. Si la fuente en la que tenemos la tarta no es la definitiva, este es el momento de cambiarla. Dejamos reposar un mínimo de 2 horas en la nevera para que endurezca el chantillí y tome cuerpo la tarta. Una vez enfriada, repartimos por los laterales de la tarta, virutas de chocolate, presionando ligeramente para que queden pegadas a la nata. Repartimos virutas también sobre el centro de la tarta, sin tocar las rosetas. Colocamos en cada roseta pequeña un par de granos de café o unas lágrimas de chocolate y en la roseta central colocamos una guinda o cereza. Dejamos reposar en la nevera hasta el momento de servir, cubriéndola con un cubre tartas.

 

Trucos y consejos para la tarta de café expreso

  • Esta tarta realmente es muy fácil de preparar, sólo hay que hacer un bizcocho base, un chantillí que dividiremos para el relleno de la tarta y para la cobertura. Podemos dejar hecho de día anterior el bizcocho.
  • Al utilizar cacao, dependiendo de la marca, la mezcla del bizcocho tiende a secarse. Podemos solucionarlo de dos formas: añadiendo un par de cucharadas de leche o añadiendo un poco de las claras a punto de nieve y remover hasta que se integren.
  • El cacao que utilizamos es cacao en polvo desgrasado sin azúcar. Se lo conoce también como cacao amargo o cacao en polvo.
  • La nata para montar se conoce también como crema de leche, crema de batir, crema para chantillí, crema doble, heavy whipping cream… y siempre debe ser de un contenido en materia grasa = MG mayor del 30%.

Te recomendamos estas recetas para ir abriendo boca:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba