Helado casero de Mango

Helado casero de Mango. Hoy te traigo uno de esos postres irresistibles en cualquier época del año. Los helados caseros son un bonito detalle para nuestros invitados, muy especialmente en fiestas y celebraciones, tanto en el verano como en Navidad. El Helado de Mango que preparamos hoy, además de ser natural, es muy digestivo y sabroso. Muchas veces asociamos el helado sólo con las épocas de calor, sin embargo, el helado es muy utilizado como acompañamiento de muchos platos, y como no, se utiliza como postre independientemente de la estación del año en que nos encontremos. Este es un helado muy fácil de preparar y lo mejor de todo es que está… de vicio!!!Video receta paso a paso 3

 

 

 

Preparación:         10  minutos + 6 horas de enfriado

Cantidad:         6 – 8  raciones

Ingredientes

  • 200 g de mango triturado = pulpa de mango
  • 100 g de azúcar
  • 200 ml nata para montar = crema para batir
  • 200 ml leche entera
  • 8 cucuruchos crujientes con chocolate

.

Preparación

  1. Antes de empezar dejamos enfriar en el frigorífico la pulpa de mango (o el mango), la nata y la leche, desde la noche anterior. De este modo se hará el helado en menos tiempo. Si utilizamos heladera, pondremos en el congelador el recipiente de congelación.
  2. Si vamos a utilizar mango natural, lo pelamos, quitamos la pepita, lo troceamos y picamos finamente en la picadora o procesadora. Podemos colar la pulpa si la queremos más fina. Reservamos mientras en un bol frío montamos la nata con un par de cucharadas del azúcar, hasta que comience a espesar. A continuación añadimos la pulpa de mango y el resto del azúcar, batiendo a velocidad moderada, hasta que se integren. Por último añadimos la leche poco a poco, sin parar de batir hasta que se integre completamente.
  3. Para hacer el helado sin heladera: Vertemos la mezcla en un recipiente con tapa, apto para congelador. Tapamos y llevamos al congelador y cada media hora lo quitamos y con ayuda de una minipimer o una batidora, lo batimos hasta que tome de nuevo una consistencia cremosa. Volvemos a congelarlo y a repetir la operación cada media hora, cuatro veces más. De este modo rompemos los cristales que se forman con la congelación. Una vez que lo hemos batido 4 ó 5 veces, lo tapamos y guardamos en el congelador hasta el momento de servir.
  4. Hacer este helado de mango en la heladera es más fácil. Quitamos del congelador el recipiente de congelación y montamos la heladera. La ponemos en funcionamiento y vamos vertiendo poco a poco la mezcla del helado. Dejaremos funcionando la heladera el tiempo que indique el fabricante, en mi caso unos 35 – 40 minutos son suficientes. Sabrás que está en su punto, cuando al levantar la pala, se vea claramente que la mezcla ha espesado. Este proceso se llama mantecado. Si vamos a servirlo inmediatamente sólo tenemos que hacer unas bolas y colocarlos sobre unos cucuruchos de galleta especiales para helados. Yo he utilizado unos con un baño de chocolate que le añaden un sabor extra. El resto del helado lo vertemos en un recipiente con tapa apto para congelar, y lo guardamos en el congelador hasta el momento de servir.

 

Trucos y consejos para este helado de mango

  • Para hacer este helado de mango, yo he utilizado pulpa de mango envasada, que ya viene triturada y colada. Si utilizas mango natural, debe estar bien maduro para aprovechar todo su sabor y sólo queda pelarlo, quitar la pepita, triturarlo y colarlo si no queremos encontrar restos de la fibra de la pulpa.
  • Yo he utilizado azúcar normal, aunque también puedes utilizar azúcar en polvo (azúcar glass) o incluso azúcar moreno. Otra opción es hacer el helado sin azúcar, para ello sólo debes cambiarlo por su equivalente en edulcorante, da igual que sea en polvo o líquido.
  • Es importante batir la mezcla cada media hora de congelación, unas 4 ó 5 veces, si hacemos el helado sin heladera. De este modo evitamos que se formen cristales en el helado, evitando al mismo tiempo que se quede muy duro. A la hora de utilizarlo, lo dejamos unos minutos a temperatura ambiente, para poder dosificarlo mejor.
  • Para hacerlo en la heladera, debemos seguir las instrucciones del fabricante, sin pasarnos en el volumen máximo que nos indique, ya que de lo contrario se saldrá el helado. Es muy importante que la heladera esté funcionando, es decir, que las aspas estén girando a la hora de añadir la mezcla. Si vertemos la mezcla sin encender, se congelará y a la hora de encenderla podría dañar el motor de la heladera.
  • En esta tarta hemos utilizado nata para montar. La nata para montar o para batir, tiene un contenido en materia grasa M.G. del 35%. Se la conoce también como crema de leche, crema para batir, crema para chantillí, heavy whipping cream. Puedes ver más detalles sobre la nata para montar aquí.
  • Podemos servir el helado en unas copas con un chorro de sirope o también como he hecho yo: en unos cucuruchos crujientes de galleta. Si además, lleva un baño de chocolate, entonces disfrutarás el doble de esta delicia…
  •   Esta es una receta sin gluten. Los celiacos solo tienen que prescindir de los cucuruchos o utilizar unos libres de gluten.

 

 


Video receta paso a paso 3

Te recomendamos estas recetas para ir abriendo boca:

Ir arriba