Almejas a la marinera | Salsa marinera

Hoy prepararemos unas deliciosas almejas a la marinera. Veremos todos los trucos para desbabarlas con éxito y con una preparación super sabrosa. Después de haberlas probado de esta forma, seguro que las volverás a hacer muchas más veces y si eres de los que les gusta mojar pan, con esta receta te encontrarás a tus anchas.

Video receta paso a paso 3

Para imprimir 7 PINCHA AQUI

Versión en Pdf:                  Almejas a la marinera     CEN

.

.                                Dedicación :                     15    minutos        +  2-3 horas desbarbando en agua fría

.                                Cocción :                            15    minutos

.                                Cantidad :                           4     personas

.

Ingredientes

  • 1 kilo de almejas
  • 1 cebolla mediana
  • Una tira de pimiento rojo
  • 2 ramas de perejil
  • Sal, vinagre
  • Aceite de oliva

Para la salsa:

  • 100 ml de agua
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de harina de maíz (maizena)

 

Preparación

  1. Comenzamos poniendo las almejas a desbabar en agua fría con un par de cucharadas de sal y un chorro de vinagre, para que suelten mejor las arenas. Las dejaremos unas 2 ó 3 horas desbabando. Antes de cocinarlas se lavan bien bajo el grifo y se escurren. Picamos en tacos la cebolla y la tira de pimiento. Picamos finamente el perejil. Si hacemos una bola será más fácil picarlo.
  2. En una cazuela ancha echamos un chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos  una tira de pimiento rojo y una cebolla bien picados. Cocinamos a fuego medio-alto, del 1 al 10 en el 7.
  3. Mientras se cocina la cebolla preparamos la salsa mezclando en un recipiente el agua, el vino y la harina de maíz. Disolvemos la harina y añadimos el pimentón dulce. Removemos hasta disolver y reservamos.
  4. Cuando la cebolla comience a transparentar, quiere decir que ya está blanda, entonces se añaden las almejas, se remueve y se dejan cocinar hasta que abran. Cuando las almejas ya están medias abiertas se vierte la salsa que habíamos preparado antes por encima, después de moverla un poco y removemos para que la salsa vaya entrando en las almejas abiertas. Iremos revolviendo las almejas cada poco tiempo, tirando de las del fondo hacia arriba, para que se mezclen bien con la salsa. Una vez que están abiertas y la salsa ha espesado, retiramos del fuego, añadimos el perejil picado y se sirven en caliente.

 

Más opciones …

  • Si tenemos dudas de que las almejas puedan tener todavía arena, también se pueden cocer, después de desbabarlas y lavarlas, en una cazuela o sartén con un poco de agua o vino y media hoja de laurel. Cuando den un hervor y estén abiertas, se retiran repasando una a una por si ha quedado alguna arena. En caso de duda se lavan en el caldo para que suelten bien las arenas. Después se añadirían cuando estuviese listo el sofrito junto con la salsa de vino y pimentón. Se remueve y termina de cocinar hasta que la salsa espese.
  • Podemos aligerar más la salsa si nos gusta más líquida añadiendo un poco más de agua caliente o echando un poco menos de harina de maíz.
  • También podemos utilizar harina de trigo en lugar de la harina de maíz.
  • Si las presentamos en una cazuela pequeña de barro quedan ideales.

 Sin gluten

  • Esta receta es apta para las personas que tienen intolerancia al gluten, ya que todos los ingredientes que utilizamos están libres de gluten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba