Jamón asado al horno con salsa, para hacer tapas y bocadillos, estilo bar

Prueba este rico Jamón asado al horno para hacer tapas y bocatas, estilo bar. Es una receta espectacular que me encanta, porque va acompañada de una salsa que está para chuparse los dedos. Querrás preparar esta receta en muchas ocasiones porque es muy práctica a la vez que sabrosa. Suele hacerse en los bares para hacer tapas y bocatas, ya que sólo hay que lonchear la carne y bañarla con la rica salsa caliente. Es una receta económica, ideal para una celebración porque cunde mucho y es muy sabrosa y sana. Esta receta te permite dejarla hecha el día anterior, dejando más tiempo libre.Video receta paso a paso 3

Versión en PDF  :           Jamon asado con salsa    CEN

Dedicación:      15   minutos

Horneado:        120 minutos

Cantidad:        6 – 8  personas

Ingredientes

  • 2 kilos jamón fresco de cerdo

Para el Adobo :

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita perejil
  • 1/2 cucharadita orégano
  • 1 cucharadita pimentón dulce
  • 1/4 cucharadita pimienta
  • 2 hojas de laurel
  • 20 g de sal (2 cucharaditas)
  • 20 ml brandy, vino, ron…
  • 3 cucharadas aceite de oliva

Para la Salsa:

  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas medianas
  • 2 tomates
  • 200 ml de vino blanco o caldo de carne o pollo
  • medio pimiento rojo y verde (opcional)

.

Preparación

  1.  Comenzamos el día anterior lavando y secando bien la carne. Es carne de la pierna o pernil del cerdo, a la que quitamos piel y grasas. La colocamos en una fuente en la que la adobaremos. Picamos finamente el ajo y el laurel. Los echamos en un bol, junto con la sal, orégano, el perejil, pimienta, pimentón dulce de la Vera, el brandy o vino blanco y el aceite de oliva. Mezclamos un minuto y vertemos sobre la carne. La repartimos masajeándola por todas partes para que se impregne bien del adobo. Tapamos con film plástico y reservamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
  2.  Al día siguiente ponemos a calentar el horno a 180º C = 350º F. Picamos para la salsa las zanahorias en tacos grandes, las cebollas en tacos, los pimientos (si decidimos utilizarlos) y el tomate también en tacos grandes. Colocamos sobre la base de la fuente en la que vamos a hornear las verduras y vertemos un buen chorro de aceite de oliva. Ponemos encima la carne y vertemos el vino o el caldo. Tapamos con una pata de fuente o con papel de aluminio y colocamos en el centro del horno.
  3. Horneamos a 180º C = 350º F un total de dos horas. Lo haremos en tres fases: primero horneamos 45 minutos, le damos la vuelta y horneamos otros 30 minutos. Volvemos a darle la vuelta y horneamos los últimos 45 minutos. Pasado ese tiempo retiramos y dejamos reposar unos 10 minutos sin destapar. A continuación apartamos la carne y vertemos la salsa y las verduras en una cazuela. Trituramos con ayuda de una minipimer o una batidora de vaso alto, hasta que quede una crema homogénea. Ponemos a cocinar a fuego medio la salsa triturada durante unos 6-8 minutos, hasta que quede una salsa más espesa.
  4.  Podemos servir la carne en el momento en  plato o en bocadillo. La cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor si son para servir en plato, mojándolas con la salsa. La acompañaremos de la guarnición o ensalada que más nos guste y un salsera con la salsa calentita. Si decidimos disfrutar de un delicioso bocadillo, cortamos el jamón en rodajas finas que colocamos en medio de un pan crujiente. Repartimos una generosa cantidad de salsa calentita y a disfrutar. Podríamos añadir también unas lonchas de queso.
  5. Si nos sobra carne la guardamos en el frigorífico tapada con film plástico y vamos cortando a medida que la necesitemos. Aguanta 3 ó 4 días perfectamente. Con la salsa hacemos lo mismo e iremos calentando sólo la cantidad que necesitemos. Si vemos que nos va a sobrar, podemos congelarla en cubitos e ir utilizándola para aromatizar nuestras comidas.

.

Consejos y trucos

  • Para esta receta hemos utilizado un trozo de 2 kilos de la pierna del cerdo (generalmente de la trasera). Pedimos de la parte más redonda y hemos mandado limpiar de pieles y grasas.
  • Esta receta es muy baja en calorías porque no hemos aportado grasas extra. Al cocinarse tapada, la carne se mantendrá hidratada al tiempo que soltará sus jugos. El aceite de oliva posee ácido oleico, que es rico en vitaminas y es eficaz en el proceso digestivo.
  • Hacemos el adobo el día anterior o un mínimo de 4 horas antes, para que la carne tome todo su sabor. Una vez horneado tomaremos el punto de sal a la salsa, por si la queremos más salada. Recuerda que la sal retiene líquidos y aumenta la tensión arterial.
  • El aceite de oliva es rico en vitaminas A, D, E y K, favorece la absorción de minerales y es eficaz en el proceso digestivo, evitando la acidez gástrica y facilitando el tránsito intestinal. Mejora el control de la presión arterial y ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre. Las verduras aportan sabor y vitamina C a la receta.

Video receta paso a paso 3

Te recomendamos estas recetas para ir abriendo boca:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba