Gazpacho clásico

Os invito a preparar un gazpacho clásico. Es la receta estrella de las sopas frías y puede tomarse en plato, acompañado por unos picatostes, por ejemplo, o más diluido como una bebida. Es nutritivo, refrescante, barato y permite todo tipo de combinaciones…Video receta paso a paso 3

para la receta

Ingredientes

para medio litro

  • 3 tomates pera bien maduros
  • Una tira de pimiento rojo o verde
  • Medio diente de ajo
  • Media cebolla pequeña
  • Medio pepino
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre o zumo de limón
  • Una pizca de sal
  • 100 ml de agua fría
  • picatostes de pan (opcional)

Preparación

  1. Comenzamos troceando el ajo, la cebolla, el pepino, el pimiento y los tomates en dados. Los iremos reservando en el vaso en el que los trituraremos.
  2. Una vez troceado todo, añadimos al vaso dos cucharadas de aceite de oliva, un chorro de vinagre o zumo de limón y trituramos hasta conseguir una crema fina y homogénea.
  3. En este punto tenemos el gazpacho listo para servir como sopa. Para preparar un gazpacho para beber, añadimos unos 100 ml de agua fría y damos un toque de triturado. Si deseamos un gazpacho fino, sin trocitos, podemos colarlo. Reservamos en el frigorífico para que repose y enfríe. Antes de servir se mezcla ligeramente y se sirve fría.

¿Qué podemos añadir al gazpacho?

El gazpacho admite muchos ingredientes con los que se pueden hacer muchas variedades:
  •  Picatostes, zanahoria, manzanas o garbanzos como acompañamiento
  • Jamón, Queso rallado, almendras tostadas, comino, sandía, melón, fresas…

 

Consejos

  • Para que sea más suave se puede cambiar el pimiento rojo por un trozo de sandía, que le aporta un bonito color y dulzor.
  • Si queremos un gazpacho menos calórico, será mejor si lo hacemos con zanahoria o manzanas o garbanzos en lugar de utilizar los picatostes. Otras frutas que también le van bien son la sandía, la pera, los melocotones y el melón.
  • Tomates más fáciles de pelar: un truco para quitarles más fácilmente la piel, es escaldar los tomates antes de triturarlos. Para ello ponemos a calentar agua en un recipiente, limpiamos el tomate y con un cuchillo se retira la parte del tallo. Le damos la vuelta y por la parte inferior, hacemos un corte superficial en forma de cruz.Lo introducimos en la cazuela con agua hirviendo, esperamos a que empiece a hervir de nuevo y dándole un hervor breve (30-40 segundos). Sacamos con una espumadera, enfriamos bajo el grifo de agua fría y pelamos.

  Sin gluten

  • Esta receta es apta para las personas que tienen intolerancia al gluten, pues los ingredientes que utilizamos están libres de gluten.

Video receta paso a paso 3

Te recomendamos estas recetas para ir abriendo boca:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba